Blog

Consumo de agua durante el embarazo

Garantizar un adecuado consumo de agua durante el embarazo es un pilar fundamental para proteger la salud tanto de la madre como la del bebé en desarrollo. Por consiguiente, la cantidad y la calidad del agua juega un papel crucial durante este periodo de la vida (Song et al., 2023; Zhang et al., 2020). A lo largo de este artículo, exploraremos la importancia de esta hidratación cuidadosa y sus impactos en la salud materna e infantil. En primer lugar abordaremos la importancia de la hidratación en el embarazo, en segundo lugar la cantidad de agua que se debe consumir durante esta etapa, posteriormente mencionaremos los problemas del consumo del agua contaminada y por último llamamos la atención acerca de tu posibilidad de elegir agua de óptima calidad

Por qué es importante la hidratación durante el embarazo

  • Los cambios fisiológicos, el vómito y mayor gasto energético, aumentan el requerimiento de agua.
  • El agua facilita la óptima absorción de vitaminas esenciales para el crecimiento del bebé.
  • Algunas embarazadas pueden experimentar menos sed y olvidar beber agua con la frecuencia necesaria.
  • Facilita la digestión y la absorción de nutrientes.
  • La hidratación del bebé depende por completo de su madre.
  • Producción de líquido amniótico para proteger al bebé y asegurar su buen crecimiento y desarrollo.
  • Prevención de complicaciones en el embarazo como las infecciones urinarias.

¿Cuánta agua debes beber?

El equilibrio hídrico en esta etapa es esencial. Sin embargo, tanto la ingesta excesiva como insuficiente son perjudiciales. Por esta razón, es importante tener en cuenta que la cantidad de agua que debes consumir depende de tu salud, edad, dieta, actividad física y entorno.

Ciertamente, es importante destacar que antes de elegir la cantidad de agua que beberás diariamente, consulta con tu profesional de salud para asegúrate de estar adecuadamente hidratada y que el consumo de agua se ajuste a tus necesidades específicas (Figueroa et al., 2013; Wright et al., 2010).

Problemas del consumo de agua contaminada

Después de tener presente que la cantidad de agua es fundamental para un embarazo saludable, ahora nos centraremos en la calidad del agua que debes consumir. En algunos territorios, diversos estudios han revelado problemas de contaminación en el suministro de agua, lo que se traduce en la presencia de metales pesados, sustancias tóxicas y agentes microbiológicos en el agua del grifo. Estos elementos, catalogados como perjudiciales por la Organización Mundial de la Salud (OMS), representan una amenaza sustancial para la vida.

Esto afecta a madres embarazadas y lactantes, poniendo en riesgo el desarrollo de los bebés (King et al, 2023; Shittu et al., 2023). Entre los elementos que pueden generar problemas para los niños se incluyen los subproductos del cloro, el plomo y el flúor, que se asocian con riesgos para el crecimiento fetal, abortos, mortalidad infantil, y resultados neurocognitivos adversos (Song et al., 2023; Figueroa et al., 2013; Dewey et al., 2023). 

En este sentido, garantizar durante el embarazo el consumo de agua que cumpla con los parámetros adecuados de calidad es esencial para proteger tanto a la madre como al bebé en desarrollo.

Elegir agua de calidad está en tus manos

Ante esta realidad, la adopción de soluciones efectivas, como el uso de filtros de agua certificados, emerge como una decisión fundamental para salvaguardar la salud y el bienestar de la futura generación.

Proteger a las madres, es proteger a los niños. Por este motivo, en Beikut, ofrecemos opciones que te permiten garantizar el consumo de agua segura durante esta etapa tan importante de la vida. Visita nuestra página beikut.com y elige productos para garantizar que el consumo de agua durante el embarazo sea el adecuado en términos de cantidad y calidad.

Referencias

  1. Song, Y. et al (2023). A Study of the Fluid Intake, Hydration Status, and Health Effects among Pregnant https://doi.org/10.3390/nu15071739
  2. Zhang, N., et al. (2020). Associations between hydration state and pregnancy complications, maternal-infant outcomes: protocol of a prospective observational cohort study. https://doi.org/10.1186/s12884-020-2765-x
  3. Figueroa-Damián, R., et al. (2013). Consumo de agua en el embarazo y la lactancia. https://www.redalyc.org/pdf/4236/423640341012.pdf
  4. Reijonen Y., et al. (2022). Association of dietary fiber, liquid intake and lifestyle characteristics with gastrointestinal symptoms and pregnancy outcome.   https://doi.org/10.1016/j.eurox.2022.100168
  5. Zhou, Y.. et al. (2019). Association between total water intake and dietary intake of pregnant and breastfeeding women in China: a cross-sectional survey.  https://doi.org/10.1186/s12884-019-2301-z

6. Wright, J.M., et al. (2010). The relationship between water intake and foetal growth and preterm delivery in a prospective cohort study.  https://doi.org/10.1186/1471-2393-10-48

7. King S., et al. (2023). Toxic metal contamination of home tap water supply during pregnancy.  https://doi.org/10.1016/j.ajog.2022.11.683

8. Shittu E., et al. (2023). A rapid systematic scoping review of research on the impacts of water contaminated by chemicals on very young children. https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2023.164604

9.  Dewey D., et al. (2023). Fluoride exposure during pregnancy from a community water supply is associated with executive function in preschool children: A prospective ecological cohort study.  https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2023.164322