Blog

El agua embotellada no siempre es mejor que la del grifo

A pesar de la vital importancia del agua embotellada para abastecer lugares sin acceso a sistemas públicos de agua o en situaciones de emergencia como desastres naturales o sequías, su consumo masivo en áreas con sistemas de suministro de agua desarrollados revela una creencia errónea en su superioridad en términos de calidad y practicidad. En este artículo, exploraremos una serie de problemáticas asociadas con esta percepción equivocada, evidenciando que el agua embotellada no siempre es mejor que la del grifo.

Falta de regulaciones en la calidad del agua embotellada

A diferencia del agua del grifo, que cumple con estándares de calidad rigurosos, el agua embotellada carece de regulaciones claras, lo que dificulta a los consumidores conocer plenamente su origen y calidad. Esta falta de supervisión, junto con su susceptibilidad a la contaminación durante el proceso de embotellado y almacenamiento, plantea inquietudes en términos de salud pública y sostenibilidad ambiental (4) (8).

La lixiviación de contaminantes, como Bisfenol A (BPA), metales pesados y micro y nano plásticos (MNP) es una fuente significativa de contaminación en el agua embotellada. Esto ocurre cuando el agua permanece envasada durante períodos extensos y se expone a altas temperaturas y luminosidad, provocando la degradación del plástico (8)(1).

Además de contaminantes orgánicos e inorgánicos, el agua embotellada puede albergar agentes microbiológicos, incluyendo virus, hongos y bacterias como Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli, los cuales pueden contaminar el agua durante el proceso de embotellado (5)(8).

El análisis de 60 estudios realizados en 40 países encontró contaminantes en varias marcas de agua embotellada. La OMS alertó en 2018 sobre fibras plásticas en el 93% de las marcas popularse de agua envasada. Estos hallazgos revelan que el agua embotellada no siempre es mejor que la del grifo (3)(2).

Efectos negativos en la salud

El agua embotellada, según varios estudios, plantea riesgos epidemiológicos y químicos, especialmente cuando no hay un adecuado control de calidad (3).

Uno de los riesgos químicos más relevante es la presencia de Bisfenol A (BPA). Este se vincula con enfermedades como diabetes, obesidad, hipertensión, cáncer, daños en el sistema endocrino, así como problemas reproductivos e inmonológicos (3). Este riesgo es particularmente inquietante en los bebés debido a su sistema de desintoxicación inmaduro y su mayor consumo de alimentos por unidad de peso corporal  (1).

La acumulación en el cuerpo humano de metales pesados se ha asociado con trastornos neurológicos, desequilibrios hormonales, cáncer, anemia, osteoporosis, así como problemas cutáneos y respiratorios (5).

Respecto a los micro y nano plásticos (MNP), es destacable los efectos adversos que pueden tener en el sistema reproductivo, afectando también el desarrollo embrionario (7).

Aunque las posibles consecuencias negativas para la salud humana del consumo de agua envasada en botellas de plástico son motivo de debate, se destaca que la mayoría de los productos de plástico contienen sustancias químicas que alteran las hormonas (1). Sin embargo, se requiere de una mayor investigación respecto a los efectos de estos contaminantes en la salud humana (2).

Impactos adversos para el medio ambiente

El consumo de agua embotellada tiene impactos ambientales más graves que el suministro público de agua potable (3). Estos incluyen:

  • Las botellas plásticas, no biodegradables, persisten hasta 1,000 años en el medio ambiente (3).
  • Desde 1950, solo el 6,5% de los plásticos se ha reciclado (2)
  • Los MNP afectan el sistema reproductivo de especies como peces, algas y moluscos (7).
  • La fabricación de una botella de plástico demanda una enorme cantidad de energía, petróleo y agua. Se estima que la cantidad de agua utilizada para fabricar la botella puede llegar a ser hasta seis o siete veces la cantidad contenida dentro de la misma (3).
  • La extracción de agua para embotellar agota los recursos de agua subterránea (2).
  • La falta de regulación  afecta a las poblaciones en áreas de extracción de agua para embotellar (2).

Costos elevados para los consumidores

La venta de agua embotellada es un negocio altamente lucrativo, con precios que superan entre 150 y 1,000 veces el costo del agua del grifo (2). Un ejemplo concreto revela esta disparidad: en 2020, una botella de agua común tenía un costo promedio de 1,800 pesos por 250 ml, en comparación con el agua del grifo suministrada por el acueducto de Bogotá en 2019, que costaba tan solo 2 pesos por la misma cantidad (3).

Estos marcados contrastes de costos plantean la cuestión esencial: ¿Es pertinente seguir consumiendo agua embotellada, considerando su elevado costo económico, los posibles efectos perjudiciales para la salud y el impacto ambiental significativo? Cada elección cuenta, y optar por la sostenibilidad es una inversión para un futuro mejor.

Filtros de agua para una vida saludable y sostenible

Si has decidido dar el paso hacia un estilo de vida más saludable y sostenible, te invitamos a descubrir las soluciones que Beikut tiene para ti y para tu familia. Nuestra variedad de filtros está diseñada para proporcionarte agua del grifo de la más alta calidad, sin olores ni sabores desagradables. Con Beikut, no solo eliges una alternativa más amigable con el medio ambiente, sino que también garantizas tener agua pura y saludable directamente en tu hogar. ¡Haz la elección inteligente y únete a nosotros en el camino hacia un futuro más sostenible y saludable!

Referencias

  1. Bian et al., 2023. Determination of bisphenols, triclosan, and parabens in bottled water by solid-phase microextraction combined with gas chromatography-tandem mass spectrometry and assessment of the associated health risk. https://doi.org/10.1016/j.jfca.2023.105548
  2. Bouhlel et al., 2023. Global Bottled Water Industry: A Review of Impacts and Trends United Nations, University Institute for Water, Environment and Health, Hamilton, Canada https://inweh.unu.edu/wp-content/uploads/2023/03/UNU_BottledWater_Report_F.pdf
  3. Carvalho, S. 2020. Consumo de agua embotellada en envases plásticos y sus consecuencias para la salud familiar y comunitaria. https://repositorio.unbosque.edu.co/handle/20.500.12495/441.
  4. Castelblanco A. Aguas embotelladas: metabolismo social, discursos y desigualdades asociadas al agua en Bogotá, Colombia. https://repositorio.uasb.edu.ec/bitstream/10644/9353/1/T4109-MEPAD-Castelblanco-Aguas.pdf
  5. Mirzaei et al., 2023. Estimating human health risks associated with heavy metal exposure from bottled water using Monte Carlo simulation. https://doi.org/10.1016/j.heliyon.2023.e20647
  6. Schalli et al., 2023. The behaviour of Escherichia coli and Pseudomonas aeruginosa in bottled mineral water. https://doi.org/10.1016/j.heliyon.2023.e21634
  7. Song et al., 2023. Effects of micro(nano)plastics on the reproductive system https://doi.org/10.1016/j.chemosphere.2023.139138
  8. Umoafia et al., 2023. Deterioration of the quality of packaged potable water (bottled water) exposed to sunlight for a prolonged period: An implication for public health. https://doi.org/10.1016/j.fct.2023.113728
  9. Villanueva et al., 2021. Health and environmental impacts of drinking water choices in Barcelona, Spain. https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2021.148884