Blog

Metales Pesados en el Agua de Colombia

En nuestro país, la presencia de metales pesados vinculada a la contaminación industrial, la agricultura y los procesos extractivos como la minería es una preocupación cada vez más común. En este artículo te presentaremos algunos casos referentes a la presencia de metales pesados en el agua de Colombia para que puedas conocer los impactos adversos que estos elementos tienen en la salud y consideres el uso de filtros de agua como una opción fundamental para consumir agua más segura en tu hogar.

El rastro tóxico de la  minera

La minería artesanal contamina las fuentes de agua con metales pesados como el mercurio, representando una amenaza mayor para las comunidades que dependen del agua contaminada, que para los mineros (2)(4).

Estudios científicos recientes en zonas mineras como La Toma en Cauca y La Mojana en el norte de Colombia han revelado la presencia de metales pesados en el agua que supera los estándares nacionales e internacionales de calidad. El mercurio y el arsénico, en particular, se encuentran en niveles peligrosamente altos, representando una amenaza inminente para las comunidades que consumen esta agua  (2)(3).

En La Mojana, el 60% de la población estudiada presentaba niveles de mercurio y arsénico por encima de los límites recomendados, resaltando el impacto directo de estos metales pesados en la salud (3).

Contaminación de origen natural

En 2017, se detectó arsénico en la principal fuente de agua en Santa Rosa de Cabal (Risaralda). La contaminación provenía de minerales que liberaban y dispersaban este metaloide en las cuencas hídricas mediante procesos fisicoquímicos (6).

Un estudio del 2020 encontró que el 71% de la población consumía agua con arsénico por encima del límite seguro establecido por la Organización Mundial de la Salud. Además, el 40% presentaba concentraciones superiores al estándar internacional, y el 19% mostraba síntomas dermatológicos de exposición crónica al arsénico (6).

Llama la atención que ni el tratamiento realizado en el sistema de distribución del agua ni la utilización de filtros caseros lograron evitar las altas concentraciones de arsénico. Esto subraya la importancia de implementar métodos de filtración eficientes para proteger la salud pública y garantizar el acceso a agua limpia y segura para todos (6).

Contaminación por aguas residuales y agricultura 

El Lago de Tota en Boyacá, a pesar de ser una fuente de agua para varios municipios, es frecuentemente contaminado con aguas residuales no tratadas y el uso excesivo de agroquímicos. En 2020, se detectó plomo por encima de los límites reglamentarios, lo cual es especialmente peligroso para los niños debido a los efectos neurológicos irreversibles que puede causarles este elemento.

Un estudio previo en 2018 ya había advertido sobre la inadecuación del lago como fuente de abastecimiento según los estándares microbiológicos para el consumo humano. Este ejemplo del Lago de Tota resalta las dudas sobre el origen del agua que consumimos y evidencia las brechas entre la reglamentación y su cumplimiento, poniendo en riesgo la salud de las comunidades.

Metales pesados en el agua del grifo en Bogotá

En Bogotá, a menudo se subestima la contaminación del agua, pensando que es un problema exclusivo de zonas rurales. Sin embargo, un estudio de 2019 reveló la presencia de metales pesados como plomo, mercurio, níquel y arsénico en el suministro de agua de la ciudad, a pesar de las regulaciones vigentes. Sorprendentemente, el 80% de los incumplimientos normativos se registraron en un solo año, concentrándose el 40% en una única localidad. Esta situación plantea serias dudas sobre la consistencia en el suministro de agua potable (5).

Este hallazgo resalta la importancia crítica de abordar la calidad del agua como un problema de salud pública, no solo en áreas rurales, sino también en las grandes ciudades como Bogotá. Es evidente que se requiere una mayor atención y acción para garantizar un suministro de agua seguro y saludable en toda Colombia.

 Una solución para esta amenaza silenciosa

La contaminación por metales pesados no se limita a ciertos tipos de agua o áreas geográficas, sino que puede encontrarse en agua potable y no potable, tanto en zonas rurales como urbanas. A pesar de las normativas existentes, su cumplimiento no siempre está garantizado, y se requieren estudios exhaustivos para revelar las condiciones reales del agua que consumimos. 

Los metales generan efectos adversos en la salud, por esto es crucial asegurar la calidad del agua que consumimos. Por ello, te invitamos a tomar medidas para proteger tu salud y la de tus seres queridos con el uso de filtros de agua certificados. En Beikut, nos comprometemos a proporcionar soluciones de filtración confiables y eficaces para garantizar un suministro de agua segura y saludable. ¡Visita nuestra página web hoy mismo y haz de la calidad del agua una prioridad en tu hogar!

Referencias

  1. Calao et al., 2023. Genotoxicity and mutagenicity in blood and drinking water induced by arsenic in an impacted gold mining region in Colombia. https://doi.org/10.1016/j.envres.2023.116229.
  2. Casso et al., 2022. Water pollution and environmental policy in artisanal gold mining frontiers: The case of La Toma, Colombia. https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2022.158417.
  3. De la Ossa et al., 2023. Neuropsychological effects and cognitive deficits associated with exposure to mercury and arsenic in children and adolescents of the Mojana region, Colombia. https://doi.org/10.1016/j.envres.2022.114467
  4. Moreno M. 2017. Revisión documental sobre la presencia de metales pesados en las fuentes hídricas derivado de la actividad minera en Colombia 2010-2016. https://repository.ugc.edu.co/handle/11396/5554
  5. Reyes M. 2019. Análisis de la presencia de metales en la red de distribución de agua potable de la ciudad de Bogotá D.C. https://repositorio.uniandes.edu.co/server/api/core/bitstreams/ea5a5302-5301-4842-a327-c25085ef279a/content
  6. Umaña J. 2021. Niveles de arsénico en cabello y alteraciones en salud relacionadas con la exposición a arsénico en la población de Santa Rosa de Cabal, (Risaralda). https://repositorio.unal.edu.co/handle/unal/83726