Blog

El Peligro Silencioso de los Metales Pesados

Al beber un vaso de agua y no percibir sabores, olores ni colores extraños, tendemos a asumir incorrectamente que es segura para hidratarnos y mantenernos saludables. Sin embargo, tras esta aparente pureza visual y sensorial, se puede esconder el peligro silencioso de los metales pesados. Estos contaminantes, imperceptibles para nuestros sentidos, generan consecuencias graves para nuestra salud, subrayando la importancia de ir más allá de las apariencias al evaluar la calidad del agua que consumimos.

¿Qué son los metales pesados?

Los metales pesados, entre ellos cadmio (Cd), cobre (Cu), plomo (Pb) y arsénico (As), son elementos químicos de alta densidad y peso atómico superior a 20 (1). Aunque se encuentran naturalmente en el entorno, la actividad industrial ha elevado su concentración en agua, suelos y aire, alcanzando niveles perjudiciales para la vida, incluyendo la humana (2) (3).

La identificación de estos elementos en el agua, donde suelen concentrarse debido a las descargas industriales, no es una tarea sencilla. Su detección no puede realizarse a simple vista, se requieren métodos de laboratorio especializados. Del mismo modo, para saber la presencia de toxicidad por metales pesados en una persona, es necesario realizar pruebas en sangre.

La dificultad para detectarlos contribuye a que estos contaminantes impacten el medio ambiente y los organismos, a menudo pasando desapercibidos. 

¿Qué los hace tan peligrosos? 

Los metales pesados presentan características que los convierten en agentes altamente peligrosos y difíciles de eliminar tanto de los organismos como del medio ambiente.

  • Persistencia: Su resistencia a la degradación química y biológica los hace perdurar a largo plazo en los organismos y en el entorno (1).
  • Toxicidad: Incluso a concentraciones bajas, estos metales resultan altamente tóxicos (2).
  • Bioacumulación: Ingresan por diversas vías, acumulándose en los organismos. Se estima que actualmente tenemos hasta mil veces más plomo en los huesos que hace 400 años (1).
  • Interacciones químicas: Además, estos metales participan en complejas reacciones químicas con otras sustancias, amplificando así su impacto negativo (3).

Efectos de los metales pesados en la salud

Los metales pesados representan un peligro silencioso al ingresar imperceptiblemente al cuerpo mediante la respiración, absorción por la piel y consumo de agua y alimentos contaminados, desencadenando una variedad de problemas de salud (1). Estos efectos incluyen:

  • Erupciones cutáneas.
  • Afecciones en los sistemas digestivo, respiratorio y nervioso.
  • Daño en órganos como los riñones.
  • Pérdida de memoria y cambios en el comportamiento.
  • Arritmias cardíacas.
  • Incremento del riesgo de cáncer.
  • Riesgo de muerte.

Asegura tu bienestar: Dos pasos prácticos para un consumo seguro de agua

  1. Vigila activamente la calidad del agua que consumes: Ante cambios notables en el color, olor o sabor del agua, es crucial actuar de inmediato. Busca estudios locales, exige reportes a la institución responsable de la distribución de agua o realiza análisis en laboratorios reconocidos. No confíes ciegamente en el cumplimiento normativo de los sistemas de tratamiento y distribución. Podrías estar consumiendo agua que, a pesar de llamarse potable, no es segura.
  2. Instala filtros de agua para mayor seguridad y evita el riesgo de posibles inconvenientes en las redes de distribución: Descubre en la página de Beikut la variedad de filtros de agua que se ajustan a tus necesidades y presupuesto. No dejes tu bienestar al azar, invierte en filtros de agua certificados y experimenta la tranquilidad de consumir agua de calidad. Tu bienestar merece una atención que Beikut puede brindar.

Referencias

  1. Londoño et al. 2016. Los riesgos de los metales pesados en la salud humana y animal. Rev. Bio. Agro vol.14 no.2. https://doi.org/10.18684/BSAA(14)145-153
  2. Pabón et al. 2021. Contaminación del agua por metales pesados, métodos de análisis y tecnologías de remoción. Entre Ciencia e Ingeniería vol.14 no.27. https://doi.org/10.31908/19098367.0001
  3. Reyes et al. 2016. Contaminación por metales pesados: implicaciones en salud, ambiente y seguridad alimentaria. Revista Ingeniería, Investigación y Desarrollo, Vol. 16 Nº 2. https://revistas.uptc.edu.co/index.php/ingenieria_sogamoso/article/view/5447/4518
  4. Reyes M.A. 2019. Análisis de la presencia de metales en la red de distribución de agua potable de la ciudad de Bogotá D.C. https://repositorio.uniandes.edu.co/server/api/core/bitstreams/ea5a5302-5301-4842-a327-c25085ef279a/content